Hace más de mil años Sancho. El craso perdio su reino.

Home/Practica medica en la historia/Hace más de mil años Sancho. El craso perdio su reino.

Nota Histórica Hace más de 1.000 años, Sancho el Craso perdió su reino …

Aniceto Baltasar, Cirujano bariátrico. Alcoy, Alicante, España. abaltasar@coma.es

Córdoba (Qurtuba en árabe) fue la ciudad de Europa más civilizada del siglo X, no inferior a Bagdad (musulmán) o Bizancio (cristiano), las dos ciudades más pobladas de la época. Roma y París nunca alcanzaron el esplendor de Córdoba, el importante centro islámico árabe de Europa.

Córdoba tenía 1.000.000 habitantes (300.000 en la actualidad), 471 mezquitas, 600 baños públicos, 213.077 trabajadores, 60.000 casas de clase alta y 4000 tiendas. La población estaba compuesta por árabes y bereberes de África, muladíes (cristianos convertidos a Islam), judíos sefardíes, cristianos arrianos, católicos (mozárabes), eslavos y bizantinos del este Europa. El puente romano (aún en pie) cruzaba el uadi al-Kabir (hoy Guadalquivir), el gran río.

Abderramán III (891-961), que fue el Califa omeya, el mejor gobernante y de más largo reinado de Córdoba, la capital de Andalucía (Al-Andalus), construyó la mezquita principal (que sigue siendo la mayor construcción religiosa en España), y su hijo Al-Hakam II (muerto en 976) tenía la biblioteca más grande del mundo (más de 40.000 volúmenes.Sancho el Gordo (Sancho el Craso) era rey de León (956-958) pero fue depuesto por su enorme obesidad. Perdió varias guerras contra los musulmanes, y sus nobles le despreciaban por ser demasiado obeso para montar a caballo y portar armas.

Sancho el Gordo fue depuesto, y encontró seguridad en Pamplona, en el Reino de Navarra Unido a 400 kilómetros de León, donde gobernaba su abuela, la reina Toda (enterrada en el Monasterio de Suso, La Rioja, cuna de la lengua castellana).

El objetivo de Toda era recuperar el reino de León para su nieto, pero esto era imposible a menos que Sancho el Craso perdiera de forma masiva su exceso de peso.

Hasday ibn Shaprut era un famoso médico judío en la corte de Córdoba Abderramán III. Era además un diplomático prudente que consiguió el Tratado de Lisboa, que dio paz a los cristianos en 956. Hasday viajó a Pamplona para consultar y evaluar la super-super-obesidad de Sancho el Gordo y decidió que sólo le trataría si Sancho venía con él a Córdoba.

El viaje de 800 km fue un calvario porque Sancho no podía montar a caballo o incluso en carro. Él permaneció semiinconsciente durante la mayor parte del viaje. El viaje se realizó primero sobre una torreta medieval de asalto y cuando se cayó al pasar un río en la meseta, en una tienda de lona especial, ideado por Hasday, entre cuatro mulas.

La reina, Toda (tía Abderramán III), García (su hijo, rey de Navarra) y Sancho vivieron en Córdoba durante 6 meses, durante el tiempo que duró el tratamiento. El tratamiento consistió en suturar los labios de Sancho juntos, y darle de comer sólo a través de una pajita.

Sancho perdió la mitad de su sobrepeso y regresó a León montado a caballo. Ayudado por el Reino de Navarra y el ejército del Califa Abderramán III (Sancho prometió al Califa devolver 10 de sus castillos de frontera) fue capaz de recuperar su reino en 959.

La muerte de Abderramán III en 961 sirve como excusa a Sancho para no cumplir parte del tratado. Así, el nuevo califa Al-Hakam II, en el año 963 envió un gran ejército contra Sancho, y Sancho pidió una tregua.

Sancho murió «curado» de su obesidad, pero asesinado por sus propios nobles en 966, con una manzana envenenada cuando volvía de Galicia de sofocar una rebelión.

Elvira, monja hermana de Sancho, también hizo el viaje a Córdoba y trajo consigo los restos de mártires cristianos (incluyendo el del

niño mártir Pelayo mandado degollar por Abderramán cuando se negó a acceder a sus apetitos sexuales). El cuerpo de Sancho fue enterrado en el «Panteón de los Reyes de León» en la Capilla Real de San Isidoro, la llamada «Capilla Sixtina del Arte Románico» de León, en el noroeste de España.

Bibliografia: Angeles de Irisari.»El viaje de la reina». Ediciones Salamandra,2002.

El Dr. Aniceto Baltasar es Cirujano Bariatrico con residencia en Alcoy, Alicante ( España).

Las fotografías que acompañan a este artículo corresponden a la mezquita de Córdoba en la actualidad (archivo de Entre Colegas).

2017-05-13T10:26:58+00:00 febrero 21st, 2017|Categories: Practica medica en la historia|0 Comments

Leave A Comment

Avada WordPress Theme