La circuncisión de los judios

Home/Practica medica en la historia/La circuncisión de los judios

El rito fundamental de iniciación del pueblo judío es la circuncisión. ¿De donde viene esta costumbre, más bien obligación? para entenderlo hay que acudir al Antiguo Testamento, concretamente al Génesis.

El Génesis nos cuenta que Abraham, casado con Sara, no podía tener descendencia y pidió a Yahvé (Dios) una solución. La solución que Dios le ofreció fue concebir un hijo con su esclava Agar. Asi sucedió y nació Ismael, que sería el primer hijo de Abraham.

Cuando Abraham, siempre según el Génesis, tenía noventa y seis años, Dios le ofreció un pacto: los descendientes de Abraham, el pueblo judío, sería el pueblo elegido:”Yo haré contigo mi alianza y te multiplicaré muy grandemente”. Pero como contrapartida y para ser reconocidos puso una condición:”circuncidad todo varón. Circuncidareis la carne de vuestro prepucio y esta será la señal del pacto”. Y añadió: “Dentro de los ocho días de nacido todo varón será circuncidado”. Se entendía que los ya nacidos serían circuncidados de inmediato. Abraham, obediente, procedió a circuncidar a todos los varones de su casa, incluyendo a su hijo Ismael. Digamos de paso que la circuncisión ya era practicada en aquel tiempo por otros pueblos del oriente medio, no era nada novedoso.

Pero al mismo tiempo Dios ofreció a Abraham otro pacto: su esposa Sara, también nonagenaria, quedaría embarazada y le daría un hijo que se llamaría Isaac. Así sucedió y ahora Abraham tenía dos hijos, Ismael, hijo de la esclava Agar e Isaac hijo de su esposa Sara.

La cosa estaba clara. Abraham, sigue contando el Génesis, le dió un odre de agua a Agar y la expulsó de su casa junto con su hijo Ismael. Pero Dios se apiadó de ellos y les protegió enviándoles a vivir al sur, al desierto de Farán. Ismael vivió ciento treinta y siete años y dejó abundante descendencia.

De esta descendencia surge un pueblo (los ismailitas) que después sería el Islam. Como Ismael estaba circuncidado, sus sucesores islamistas también lo ha de estar. Así el círculo se cierra y tanto judios como musulmanes se han de circuncidar.

Dice la leyenda que Ismael, junto a su padre Abraham, construyó el templo de la Kaaba en La Meca. Por este motivo los musulmanes consideran a Abraham su primer profeta.

2017-05-13T10:25:38+00:00 marzo 22nd, 2017|Categories: Practica medica en la historia|0 Comments

Leave A Comment

Avada WordPress Theme