LA VARA Y LA SERPIENTE, SIMBOLO UNIVERSAL DE LA MEDICINA

Home/Practica medica en la historia/LA VARA Y LA SERPIENTE, SIMBOLO UNIVERSAL DE LA MEDICINA

Es interesante como un símbolo de origen mítico como el de la serpiente enroscada en un vara ha sido relacionada con la medicina desde los orígenes de la historia escrita. Y más sorprendente aún, como este símbolo se ha transmitido a lo largo de toda la historia hasta nuestros días, resistiendo cambios de culturas y civilizaciones, manteniendo su significado original como emblema de la profesión médica.

La Serpiente, Animal Sagrado

La serpiente ha sido considerada por muchas culturas como el símbolo del bien y del mal. Representa la astucia y la inteligencia, la capacidad de sobrevivir en las más adversas circunstancias. Animal que cambia de piel periódicamente, dejando atrás la piel muerta y continuando la vida como un animal nuevo, como si fuese inmortal. Tal vez esta circunstancia la llevó a ser símbolo de la fertilidad. En el mundo griego, en los templos de Asclepio dedicados a la curación de enfermedades, la esterilidad era tratada mediante una serpiente sagrada colocada sobre el vientre de la mujer.

En la civilización egipcia la serpiente también fue considerada un animal sagrado. El dios de la fertilidad Serapis (en algunas épocas conocido como Osiris) se representaba acompañado de una serpiente. Seguramente también era símbolo del poder y la fuerza. La máscara funeraria de Tutankamon lleva una serpiente en la frente.

En las Sagradas Escrituras cristianas también aparece la serpiente en un lugar destacado. En el Génesis leemos que cuando Dios termina de crear el mundo, a continuación crea el jardín del edén, donde coloca al hombre y la mujer recién creados. Y en este jardín hace crecer numerosas plantas y árboles, uno de ellos el árbol de la ciencia del bien y del mal. Fue precisamente una serpiente alojada en este árbol la que causó la perdición del género humano. A pesar de todo, la serpiente fue considerada la representación de la inteligencia y la prudencia. Así en el Evangelio según San Mateo, después del sermón de la montaña Jesucristo instruye a sus Apóstoles para que mejor puedan llevar a cabo su misión en este mundo y les dice: yo os envío como ovejas en medio de los lobos, sed pues prudentes como serpientes y sencillos como palomas.

La Epopeya de Gilgamés

La primera vez que la serpiente es relacionada con la medicina, la encontramos en la cultura de Babilonia en el año 3000 A.C. Se trata se la epopeya de Gilgamés, que nos ha llegado en escritura cuneiforme grabada en las tablillas de cerámica encontradas por el arqueólogo inglés George Smith en las excavaciones de Nínive en el siglo XIX.

El héroe Gilgamés, mitad deidad, mitad mortal, no es del agrado de los dioses que no ven con buenos ojos su fuerza y sus grandes poderes en la tierra. Para contrarrestar su poder envían a otro fuerte héroe llamado Enkidu. Pero Gilgamés y Enkidu, en lugar de luchar por el poder, se hacen amigos con lo que el plan de los dioses se ve así frustrado. Como represalia los dioses envían una enfermedad misteriosa que mata a Enkidu.

Gilgamés desesperado, decide ir a buscar un remedio que evite la muerte. Viaja en busca de Utnapishtim, el único superviviente del diluvio universal a quien, en premio, los dioses le otorgaron la inmortalidad. Cuando finalmente le encuentra, Utnapishtim le revela el secreto. La hierba de la inmortalidad está en el fondo del mar. Gilgamés bucea hasta encontrar la hierba y la sube a la superficie. Pero agotado por el esfuerzo se acuesta para descansar. Mientras duerme, una serpiente le arrebata la hierba con lo que Gilgamés pierde la oportunidad de ser inmortal. Ahora es la serpiente la que tiene la llave de la inmortalidad.

Hermes, el Heraldo de los Dioses y su Vara

El dios Hermes (en el mundo latino fue llamado Mercurio) era el heraldo de lo dioses. Cuando Zeus le confirió la misión de heraldo, le entregó una vara como símbolo de su cargo. Tenía fama de astuto y tal vez por eso en algún momento se le representó con dos serpientes enroscadas en la vara ya que la serpiente representaba la astucia y la inteligencia. Esta vara con las serpientes fue llamada caduceo. Una de las serpientes representaba el bien y otra el mal. En el paso de Hermes a Asclepio, el dios médico, se suprimió una de as serpientes, Al elegir Asclepio en su función de médico el poder de dar la vida y su renuncia a matar, se suprimió la serpientes del mal.

El Emblema de la Medicina

Asclepio (llamado Esculapio en el mundo latino,) fue el primer medico de la historia. Su símbolo, la vara con una serpiente enroscada, se convirtió en el emblema de sus seguidores, los médicos. Tanto Asclepio como su vara forman parte de un mito, no son parte de la historia real. Pero a veces la fuerza de los mitos supera toda realidad y así los médicos de todos los tiempos, ya en la historia real, han mantenido la imagen de la vara y la serpiente como emblema inconfundible de su profesión.

Para escribir este artículo nos hemos apoyado en las siguientes referencias:

Jesús Avila Granados. La Vara y la Serpiente, Símbolos de la Medicina. Historia y Vida. Extra 56. 1990.

Robert Graves. Los Mitos Griegos. Editorial Ariel. Barcelona 1984.

Orlando Mejía Rivera. Medicina Arcaica. Punto de Vista Editores. Madrid 2020.

Orlando Mejía Rivera. Medicina Antigua. Punto de Vista Editores. Madrid 2018.

2020-09-11T08:42:12+00:00 septiembre 11th, 2020|Categories: Practica medica en la historia|0 Comments

Leave A Comment

Avada WordPress Theme