LOS MEDICOS DE AUSCHWITZ

Home/Practica medica en la historia/LOS MEDICOS DE AUSCHWITZ

En todas las épocas de la historia de la humanidad ha habido gentes que se odiaban y se mataban. Pero la matanza sistemática, llevada a cabo por médicos, solo por pertenecer una determinada raza, es algo nuevo en el mundo.

LOS COMIENZOS. DACHAU.

En 1933 se funda en Dachau el primer campo de concentración para confinar y eliminar a los individuos considerados enemigos de la Alemania Nazi. La extrema crueldad con la que se trataba a estos confinados fue trasmitido después a los verdaderos campos de exterminio como Auschwitz.

En Dachau se confinaban a los individuos considerados desechos sociales. Los delincuentes comunes, gitanos, alcohólicos y prostitutas eran marcados con un distintivo negro. Los criminales marcados en verde. Lo homosexuales en rosa. Los Testigos de Jehova, considerados asociales por su extremo pacifismo, marcados en púrpura. Los prisioneros políticos marcados en rojo. Y los judíos en amarillo, inicialmente con una franja de ese color y más adelante,para mayor infamia, con la estrella de David en el mismo color.

La eliminación de estos elementos asociales en Dachau supone un paso adelante del programa de eutanasia, por el que se eliminaron individuos con defectos físicos y mentales graves. En Dachau se eliminaban personas sanas. El método mas usado era el de la inyección letal con fenol, inyección administrada siempre y sin excepción por médicos. Algunos internos morían simplemente por malos tratos, por falta de tratamiento de sus enfermedades de base o de hambre por la alimentación insuficiente.

LOS CAMPOS DE CONCENTRACION SE ORGANIZAN Y SE EXTIENDEN

Desde 1937 los diversos campos de concentración tienen dos funciones principales. Por un lado obtener mano de obra esclava seleccionando aquellos prisioneros sanos y fuertes capaces de soportar las extremas condiciones de trabajo a que eran sometidos, con horarios que superaban las doce horas seguidas y sin más remuneración que una alimentación apenas suficiente. Algunas empresas como Krupp y Siemens, colaboradoras como muchas otras del régimen Nazi, se aprovecharon de esta mano de obra gratuita. La segunda función de estos Campos era simplemente el exterminio.

En 1941 ya existían seis campos de exterminio en Polonia: Chelmno, Belzec, Sobibor, Treblinka, Majdanek y Auschwitz.

AUSCHWITZ

Inicialmente Auschwitz es el mayor proveedor de mano de obra esclava sobre todo para la industria del carbón y del caucho. Más adelante, hacia el final de la guerra, también se obtiene grasa de los cadáveres de ajusticiados para la fabricación de petroleo sintético.

Pero Auschwitz marca una escalada en la filosofía y la tecnología del asesinato en masa. Los judíos son los enemigos eternos de Alemania y han de ser exterminados. Hombres, mujeres y niños han de ser eliminados. No debe de quedar sustancia judía en el mundo para evitar que esta raza sobreviva y vuelva a ser enemiga de Alemania.

Hubo un momento, inicialmente, en el que se pensó en la deportación masiva de judíos a otros países, algunos tan lejanos como Madagascar. Pero esta idea se desechó por las dificultades logísticas de su puesta en práctica y porque los países designados se negaban a recibir a estos exiliados. Fue entonces cuando se propuso la llamada Solución Final: la eliminación, es decir el asesinato, de todos los judíos.

PRIMER PASO. LA SELECCION.

Los judíos llegaban a Auschwitz en tren, después de un largo viaje hacinados en vagones llenos a la máxima capacidad. Al llegar eran despojados de todos sus bienes, joyas, relojes y cualquier otra pertenencia.

El siguiente paso, realizado de inmediato y siempre por médicos, era la selección. Unos pocos eran apartados si se les consideraba suficientemente sanos y fuertes para nutrir la mano de obra esclava. Los demás eran seleccionados directamente para la muerte que se llevaba a cabo de inmediato.

Los médicos encargados de esta selección llevaban a cabo su trabajo sin ningún remordimiento. La palabra ética simplemente no existía. Solo les preocupaban algunos detalles, como si los niños debían ir a la cámara de gas junto s sus madres o por separado.

EL METODO DE EXTERMINIO

Inicialmente se utilizó el método más simple. Se ametrallaba sin más a grupos más o menos grandes de judíos. Pero hubo un problema en el que no se habían pensado. Los soldados encargados de disparar no podían soportar el espectáculo de gentes,incluso niños, gritando aterrorizados. Algunos soldados tenían que emborracharse antes de ir a disparar, otros tuvieron que ser relevados de su función por severos trastornos mentales derivados de la tensión. Algunos soldados incluso se suicidaron.

Había que buscar otro método y se acordaron de las cámaras de gas se monóxido de carbono utilizados durante la eutanasia. Pero el monóxido de carbono era demasiado lento para gasear rápidamente a los miles y miles de judíos que había que eliminar diariamente. Finalmente se optó por un insecticida muy letal llamado Cyklon B compuesto de ácido prúsico. Este compuesto producía la muerte en apenas diez minutos por lo que era muy práctico.

Los judíos llegaban a Auschwitz en tren e inmediatamente eran clasificados por los médicos. De una remesa de 1500 personas, al menos 1300 eran destinados a morir de inmediato. Eran llevados a las cámaras de gas e introducidos a la fuerza, incluso a latigazos. Una vez repleta la cámara, se introducía el gas. Los médicos observaban el proceso por unas mirillas y cuando consideraban que todos habían muerto, proceso que duraba unos diez minutos, mandaban abrir y ventilar las cámaras. Los cadáveres eran entonces llevados a los crematorios que funcionaban continuamente día y noche. Gasear ere un proceso muy rápido pero la cremación era más lenta. A veces los cinco crematorios de Auschwitz no eran suficientes, solo podían quemar 4.400 cadáveres al día y a veces había más de 10.000 cuerpos por incinerar, por lo que algunos cadáveres eran quemados en trincheras a cielo abierto utilizando gasolina y leña. Finamente las cenizas eran arrojadas al cercano río Wisla. Pero antes de la cremación se procedía a extraer todos los dientes de oro de los cadáveres.

Y al final, los médicos extendían los correspondientes certificados de defunción. La función de los médicos en Auschwitz era seleccionar a los candidatos a las cámaras de gas, controlar el gaseado y firmar los certificados de defunción. Es decir, todo el proceso de exterminio era controlado por médicos. Si médicos el proceso no podría funcionar.

POCO MAS PODEMOS DECIR

Como dijimos al principio, nunca en la historia se ha producido la eliminación masiva y sistemática, controlada de principio a fin por médicos, de una población por el simple hecho de pertenecer a una raza determinada.

Como dijo uno de las supervivientes, comparado con Auschwitz el infierno de Dante ea una simple comedia.

Y como dijo otro superviviente, Auschwitz era el ano del mundo.

Para realizar este artículo nos hemos apoyad en la siguiente obra:

Robert Jay Lifton. The Nazi Doctors. Medical Killing and the Psychology of Genocide. Basic Books. Perseus Books Group. 1986.

2019-08-20T15:35:16+00:00 agosto 20th, 2019|Categories: Practica medica en la historia|0 Comments

Leave A Comment

Avada WordPress Theme